Evaporación al Vacío de Efecto Múltiple

En ese proceso totalmente exento de adición de productos químicos, se aumenta la concentración salina del agua del mar a través de la evaporación natural en las salinas. La salmuera resultante, si necesario, es saturada con sal gruesa y conducida a los evaporadores, y allí sometida al calor hasta su evaporación. Para aprovechar la energía térmica, la evaporación se da en una cámara al vacío donde empieza el proceso de cristalización. Los cristales de sal que se forman se seleccionan según el tamaño y luego pasan por un lavado con salmuera saturada. Ese proceso es el que determinará la pureza del producto final. Los cristales lavados se secan a 250°C, se agrega yodo y se envasan de forma a preservar sus propiedades hasta llegar al consumidor final. Los productos destinados al uso industrial podrán o no no ser yodados, según los requerimientos de su aplicación final. La sal refinada que se obtiene por ese proceso es la base para todos los productos que llevan la marca Cisne, a excepción de la sal para asados (“Churrasco”).

La EmpresaLa Sal ProductosRecetasTrucos y Salud Contacto
RefinariaDatos generalesMesa y cocinaRegistre su recetaClic aquíConsumidor
Marca CisneSaludIndustria  Cliente
Marca ClipperSales para Baño   Dirección
Evaporación de efecto múltiple Sal contra el Dengue   Trabaje con nosotros
Molienda Hidromecánica     
      

Servicio de Atención al Consumidor Cisne (SACC): 0800-177667 | consumidor@salcisne.com.br

© 2013 Refinaria Nacional de Sal S.A. - Sal Cisne. Todos los derechos reservados.